El buen padre

¿A alguien le apetece ver un vídeo de un cura homófobo? ¡Este viene con sorpresa!

No es este, a este lo he puesto simplemente porque me mola su expresión, así como sorprendido.
Como diciendo: "Mire Sor María, un cura con sentido común!"



Normalmente lo que hago aquí es rajar de la iglesia casi como si alguien me pagase para hacerlo -tranquilos, no me paga nadie, es algo que hago muy agusto gratuitamente- no obstante, este vídeo demuestra que en esta institución que tan poco me gusta no son todo manzanas podridas. 

Es interesante eso de permanecer del lado correcto de la historia, ¿verdad? Siendo honestos con eso a lo mejor debería tirar el alzacuellos. Aunque en realidad, ni lleva.

 

Flying Dildo




¿Alguna vez has deseado masturbarte con las manos desocupadas?¿quizá hacer un crucigrama mientras te das amor a ti mism@?

Pues me complace anunciarte que el futuro ya está aquí: The flying dildo is in the house.

Pero cuidado eh, que también tiene sus riesgos.

Aunque pueda parecer rocambolesco, es un aparato con bastante más funcionalidad de la que parece. A continuación podemos ver, por ejemplo, como reventar una rueda de prensa:

 

Nada debe chafar mejor un discurso serio que un fulano gritando a voz en cuello "¡mirad, una polla que vuela!".  Pero estas son sólo las aplicaciones gamberras, incluso activistas, de este pequeño y fálico invento. Lo suyo es utilizarlo para darse gustirrinín a uno mismo en una versión ya más trabajada, en plan drone.



Se sospecha que la primera vez que se habló del consolador-dron fue en una reunión dónde la élite militar americana apostaba por "joder bien a los terroristas". Luego decidieron cambiar el pito de goma por un misil asegurando que no sabían como no se les había ocurrido antes. Pillines.

El responsable de esta autocomplaciente ocurrencia es Dildoeverything, un canal de Youtube cuyo leitmotif es meter dildos en cualquier cosa, aunque de momento no tienen muchos vídeos. Eso sí, ya han metido un pito de goma en un palo de selfie para retratar esos instantes de placer tan íntimos que te da cosilla llamar a un fotógrafo. 


Y por cierto, no penséis que me han pagado o algo por hacerles promoción.
Sólo me han mandado uno o dos. 
Los quiero para cosas, ¿vale?




Maestros del disfraz

 ¿Alguna vez te has sentido REALMENTE estúpido?

Seguro que no, pero por si alguna vez te sucede recuerda que en 2009 dos cacos se pintaron la cara con permanente para evitar ser reconocidos y probablemente te sientas mejor.


Así es, Matthew Allan McNelly (Izda) y Joey Lee Miller (dcha) tuvieron la genial idea de ir a robar a una casa con un camuflaje especial. Una innovadora forma de pasar desapercibidos, no con maquillaje, no con un disfraz, ni siquiera con un típico pasamontañas o una vulgar media en la cabeza, no, estos caballeros decidieron pintarse la cara con permanente.

Desde luego, está claro que hay espermatozoides que encuentran el camino al óvulo de pura chiripa. Pero no son los únicos en parir semajante idea, no creais. El año pasado un conocido ladrón de coches se pintó la cara con aerosol para evitar ser reconocido por la policía. Otro maestro del disfraz:


Resulta que José Espinoza, que así se llama el sujeto, no tenía a mano el betún que usamos aquí para hacer Baltasares y decidió que el spray era un buen sustituto. A ver, mejor que los dos primeros está, ¿no?

Por si os lo preguntáis, no, no consiguió huír de la policia. De hecho, como sólo se pintó la cara, luego en comisaría se cachondearon bastante a su costa. No es como si no lo fuera pidiendo a gritos...


Gays conocen vagina

He vuelto, me ha llevado dos años casi, pero he vuelto.

Ya sé que esto ya lo he dicho antes. Lo sé, lo sé. Pero estaba ocupado: me he casado seis veces, he montando tres tiendas de lencería masculina. Todas un rotundo fracaso. Luegodecidí cambiar de aires y me convertí al dudeísmo pero, poco después, sentí la llamada del espagueti volador y decidí entregar mi vida a evangelizar a las masas y a difundir la verdad y sabiduría que envuelve - cual tenedor-  a este sagrado hidrato de carbono. Pero luego vinieron unos tíos con maletines y dineros. Sospecho que eran los de pastas Gallo. Lo compraron, maldita sea. Y se pasó a la pasta sin gluten. ¡El mismo espaguetti volador! Y no, yo por ahí no paso. Estoy de lo sin gluten hasta la  minga, coñe. Así que aquí estoy de nuevo.

La verdad es que he estado rascándome los cojones pero, no sé,
 me mosquea la plaga de mierdas sin gluten.

Lo que sí es verdad es que este año y medio he vivido experiencias bastante curiosas, desconcertantes y extrañas. Peeeeero, ninguna tan curiosa y fácil de vender en un vídeo viral como lo que presento a continuación: ¿Alguna vez has pensado cuál sería la reacción de un gay al tocar una vagina?

Bien, pues gracias a no sé qué experimento que ha hecho este canal de Youtube ya no tienes que preguntártelo más. Sí, sí, ya puedes dormir tranquilo.




Pero eso no es todo, también han hecho el mismo experimento pero a la inversa. Muy didactico todo.



Para terminar, una pregunta reflexiva:
¿Hay algo que os gustaría tocar sin fines guarretes?
A mi me gusta tocar los cojones, porque puedo tocarme los míos y los de los demás sin sentirme violento. 


Cuestión de justicia


Está todo el mundo pendiente del Mundial. Podría aterrizar ahora mismo una nave espacial con media docena de ETés decididos a lucir palmito por Benidorm que Messi, CR7 y el puñetero mundial seguirían siendo el centro del universo. A no ser que los extraterrestres vinieran a animar a la roja no iban a chupar cámara.

Pero bueno, eso es lo de menos. Lo que motiva esta entrada es un titular que en contraste con otros, pues, me ha calentado un poquito.


Esto es lo que entiendo por titulares normales, típicos ahora mismo, nada que señalar: 







Después de estar acostumbrado a leer estos anteriores, este me llamó mucho la atención:




Diga usted que sí, hombre. Yo es que lo he visto y me puesto ya a recolectar firmas para que se cambie el sistema, no sea que Urugay o Guatepeor no tengan las mismas oportunidades para ser campeonas del mundo que cualquier otra nación que sí exista. 

Que le den al mundial y te que den a ti si sabes citar hasta el último suplente de la selección pero no sabes el nombre de tres ministros. Y punto en boca.