Gustave, el cocodrilo gigante



No es ninguna novedad que de cuando en cuando el cine se sirva de animales gigantes o bichejos raros, ni siquiera es novedad que hablemos de ello aquí. Lo normal es que tales alimañas sean pajas mentales fantasiosas y surrealistas, pero a veces no lo son tanto. En Primeval, que es una película aunque tal nombre también lo lleve también una serie, el protagonista, un cocodrilo gigante, no es ni mucho menos una fantasía.





Quitando el toque de dramatismo y exageración del filme, lo que nos queda es Gustave. Un cocodrilo del Nilo de aproximadamente una tonelada de peso y no menos de seis metros de largo. Y por si esas dimensiones no lo hicieran ya lo bastante aterrador, los rumores le atribuyen hasta 300 víctimas en sus, al menos, 65 años de longeva existencia. No obstante, el naturista francés que le ha seguido durante los últimos 20 años y le ha puesto el nombre que lleva estima la cifra en 60, que no es poco. Este naturista, Patrice Faye, también participó en el intento fallido del capturar al animal en 2002, de lo que se da constancia en este documental:




Si no me equivoco, este vídeo debería corresponder a un fragmento de dicho documental:





Para hacernos una idea del tamaño he encontrado estas ilustrativas imágenes:






A Noviembre de 2008 se creía que todavía estaba libre.




4 comentarios:

  1. Cutre. Cine barato. El trailer tiene buena pinta para una película de terror, desde luego, sobre todo porque en ningún momento sale la imagen de ese terrible "asesino en serie que ha matado a más de 300 víctimas". El problema es que si sabes que se trata de un cocodrilo... se vuelve absurdo. ¿Qué sentido tiene buscar a un bicho que se va a comer a media expedición? Por no hablar que pata matarlo bastaría con acercarse a alguna de las milicias de África y comprar un lanzacohetes. Fin de la historia. Ya tuvimos bastante con Tiburón, y la idea de un Tiburón con cocodrilo gigante ni siquiera es nueva. Ahí tenemos la película Mandíbulas: http://www.filmaffinity.com/es/film505346.html Sólo que aquí le meten la gracia de "basado en una historia real" para que a la gente le pique la curiosidad y vaya a verla. Eso vende. Bah.

    xDDD. Me rompen las imágenes. Aunque Gustave parece más bien una masa de atrezzo. Es la lástima, que la calidad de la imagen hace dudar... Y por el tamaño parece una ballena. Aunque el vídeo confirma que es real.

    Eso sí, me ha impresionado lo mucho que puede crecer un cocodrilo. Además de Gustave, me ha acojonado lo grande que es el viejo.

    Supongo que si lo intentan capturar es para estudiarlo y/o mostrarlo en un zoo. Espero que lo dejen tranquilo. Y que la gente tenga cuidado al acercarse al río.

    Jodidos gañanes. Hay que ser gilipollas. Van todos chulos (seres humanos tenían que ser) a atrapar a la bestia, en plan Gaston, y se les escapa. Y no conformes con ello, van, graban su fracaso y lo divulgan por ahí. Imbéciles. Ojalá el bicho se haya comido a unos cuantos, por estúpidos. Y encima, a pesar de ser un documental (presuntamente) abusa del mismo sensacionalismo que el cine. Les está bien empleado acabar en el estómago de Gustave.

    ResponderEliminar
    Respuestas

    1. Yo vi la película y me entretuvo, que para lo que es, no es poco.

      A partir de ahí se me hizo curioso que estuviera basada en hechos reales e investigué un poquito.

      Eliminar
  2. ¡Fíjate que en realidad sí suena interesante! Hace meses que no me he dedicado a rentar películas, espero poder encontrar esta y comentarte más a fondo, pero gracias por la reseña, tan coqueta como acostumbras ;) ¡¡Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Alma, espero que que te entrentenga!!

      Eliminar